Social Icons

PENSAMIENTOS DE CASTIDAD Y POBREZA

50. Dios Nuestro Señor nos conceda el conocimiento de nosotras mismas y que, sólo por su amor, vivamos en este mundo para que, por recompensa, le tengamos en el otro.

51. Nuestra vida, nuestro tiempo y nuestras actividades, no son ya de nuestra exclusiva propiedad, sino de nuestra fraternidad.

52. Así como las superioras se tienen que acomodar al espíritu de cada una de las hermanas, también las hermanas se tienen que acomodar y estudiar el espíritu de las superioras, aun cuando sea el mismo fin.

53. Nunca hay que perder la unión, porque es muy bonito que en cualquier aflicción se ayuden unas con otras.

Obediencia

54. Sean obedientes a los superiores y sumamente caritativas con las hermanas, esfuércense en ser cada una otro Cristo, pongan sumo empeño en ser ángeles por la pureza, serafines por la caridad y margaritas por la obediencia.

55. La obediencia, hermanas mías, es la joya más preciosa y, una vez hallada, debe cuidarse para no perderla jamás, ya que ella es el camino más seguro y más fácil y más breve para llegar al cielo.

56. No teman que obedeciendo se pierdan; aunque crean que les mandan cosas difíciles y hasta imprudentes, deben obedecer.

57. Es más hermoso estar en el lugar que Dios quiere que estemos, porque allí encontraremos todos los medios necesarios para nuestra santificación.

58. Si el cuerpo se va desgastando por el trabajo, el cansancio y la enfermedad, no se preocupen, su alma va creciendo en la virtud de la obediencia.

59. Crezcan siempre en el espíritu de obediencia, de suerte que, con el mismo fervor con el que cumplieron sus primeros actos de obediencia, con esas mismas disposiciones y aún más cumplidas, obedezcan por el resto de su vida.

60. No teman que obedeciendo se pierdan, aunque crean que les mandan cosas difíciles y hasta imprudentes, deben aceptar, puesto que los superiores muchas veces sólo quieren ver la prontitud y pobreza que poseemos.

61. Si somos obedientes tendremos un mérito grande en el cielo, porque hemos sometido nuestro juicio.

62. Si hacemos caso de nuestras costumbres y obedecemos, nuestra vida será colmada de bendiciones.

63. El talento de más valía en una religiosa es la docilidad de su corazón en obedecer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

 

Humilde Patlán Sánchez

Humilde Patlán Sánchez
1895 -1970
 
Blogger Templates