Social Icons

A LAS NOVICIAS

************************


***********************

137. Deben tener entendido, que al profesar, no van a prometer obediencia a una determinada persona, sino su obediencia debe tan amplia y generosa como para estar prontas a sujetarse durante toda su vida, a cualquier superiora: amable o enfadosa, discreta o imprudente, enérgica o suave, pues en la vida religiosa urge acomodarse al carácter de todas ellas y procurar la unión moral y espiritual aun a costa de continuos sacrificios.

138. En el noviciado no tengan otra mira fuera de servir con el corazón inflamado de amor a nuestro Padre Dios, y hacerse dignas esposas del Cordeo Inmaculado.

139. Crezcan en el espíritu de obediencia, de suerte que con el mismo fervor con el cual cumplieron sus primeros actos de obediencia, con las mismas disposiciones y aún más cumplidas, obedezcan por el resto de su vida.


140. Procuren pedir al Señor el espíritu de oración para que tanto en fervor como en aridez, sean constantes en las prácticas de piedad, pues la oración da luz para conocer a Dios y a uno mismo, fuerzas para luchar y valor para vencer los obstáculos.


141. Que en nuestro corazón quepan tanto las personas a quienes amamos porque nos hacen bien, como aquellas de quienes recibimos malos tratos.


142. Sean generosas unas con otras perdonándose mutuamente, evitando faltas que más por fragilidad que por malicia tienen lugar en la vida fraterna.

143. Una novicia que se siente contrariada por la diversidad de parecer de su maestra, no es apta para la vida religiosa.

144. Ingéniese en obsequiar a la Santísima Virgen con variadas y hermosas flores: violetas por la humildad, rosas por la caridad, lirios de pureza y margaritas por la obediencia.

145. Deben dominar sus vicios con ardor, entusiasmo y energía.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

 

Humilde Patlán Sánchez

Humilde Patlán Sánchez
1895 -1970
 
Blogger Templates